Cámara de Comercio de Cartagena le apunta a la reinserción e inclusión social de las reclusas de San Diego

Crear y fortalecer unidades productivas que permitan, a partir de una solución innovadora, la inclusión económica y social, la reivindicación y la reconciliación de la población carcelaria, son los logros que pretende alcanzar la Cámara de Comercio de Cartagena en alianza con las fundaciones, Give it 4ward y Acción Interna, con la puesta en marcha de dos planes de negocio por parte de las reclusas de la Cárcel de San Diego.

A través de esta alianza, las internas, integrantes del proceso, participaron en un programa de capacitación y asesoría, que abarcó la estructuración de su modelo de negocios, formación integral del ser, resolución de conflictos, formalización empresarial y expresión oral, que se materializarán en un Taller de Costura y una Panadería al interior de la Cárcel de San Diego.

En la mañana de ayer, los grupos presentaron los proyectos, financiados por las fundaciones participantes, por valor de $17.788.200, los cuales serían $13,030,000 para la compra de activos fijos y $4,758,200 para capital de trabajo que incluye insumos y materia prima. Así mismo, se les entregará una dotación con el fin de iniciar la producción, al igual que el portafolio de servicios respectivo de estas unidades.

El evento de presentación de los planes de negocio se realizó en las instalaciones del centro de reclusión y contó con la presencia de la Presidenta Ejecutiva de la Cámara de Comercio de Cartagena, María Claudia Páez Mallarino, la directora de la fundación Acción Interna, Johana Bahamón, y el director de fundación Give it 4ward, Jhon Douglas, quienes se mostraron complacidos de poder darle una segunda oportunidad a las reclusas.

La Presidenta Ejecutiva de la Cámara de Comercio de Cartagena, María Claudia Páez Mallarino, destacó el entusiasmo y compromiso de las reclusas por sacar adelante este proyecto y por apropiarse de las enseñanzas dadas. “Esta es la mejor manera de construir patria, en donde todos tengamos mejores condiciones de vida”, puntualizó.

Una oportunidad

Paola Maldonado, interna de la Cárcel Distrital de San Diego, aseguró que este proyecto es una bendición, una puerta abierta y una segunda oportunidad, en medio de su situación, ya que le da las herramientas para ser útil a la sociedad y productiva para su familia.

De otra parte, Yasira Obregón, también interna de la Cárcel Distrital de San Diego, ve este proyecto como un ejemplo y considera importante ponerlo en práctica en otros centros de reclusión del país.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ver más noticias

Alianzas