Canal de Varadero

Canal de Varadero

El Gobierno incluyó en el Programa Infraestructura para la Prosperidad, la construcción del Canal de Varadero, que cuenta con tres objetivos básicos: Ejecutar exitosamente el proyecto de Dragado para el Nuevo Canal de Varadero; Maximizar el valor del material a dragar para minimizar la afectación ambiental y garantizar el uso económico del recurso residual; y vincular la participación del sector privado en el proyecto.

En ese sentido, la Cámara de Comercio adelantó acciones concretas con el Gobierno central para lograr el compromiso para la realización de las obras del Canal del Varadero, como alternativa imprescindible para aprovechar las oportunidades que brindaran los tratados de libre comercio, la ampliación del canal de Panamá y el transporte marítimo, entre otras.

A partir de allí, se logró concretar la decisión del Gobierno Nacional de apoyar la construcción del Canal y el respaldo del Ministerio de Transporte, asegurando que el Canal del Varadero es una prioridad no solo para el Caribe Colombiano sino para el país, por las puertas que abre en materia de internacionalización, conectividad y Comercio Exterior.

El proyecto consiste en la construcción de un canal de dos kilómetros de longitud que en su primera fase tendría un ancho de 200 metros y una profundidad de 18,50 metros. En la segunda fase se proyecta un ancho de 350 y 400 metros y una profundidad de 23,50 metros, lo que permitirá el paso de los nuevos buques Post Panamax.

La obra tendría un costo cercano a los US$90 millones y podría ser construida en un período de dos a tres años, es decir, que debe empezar ahora mismo y así poder empalmar con la inauguración de la ampliación del canal de Panamá.

El proyecto se encuentra en proceso de estructuración por parte de la Agencia Nacional de Infraestructura.